La Historia de la Nostalgia

nostalgiaMis Adorancios, que por momentos en la vida muchos sentimos con mucha nostalgia ganas de expresarnos de alguna manera…aquí estoy de nuevo, con una historia que fluye a través de la música, mientras suena Malú con “Por una vez”, “Ahora tu”, “Te conozco desde siempre” y así sucesivamente hasta llegar a una tonada de Sagi Rei llamada “Your Loving Arms” y aquí, comienza la historia…

En mi pasado, esta canción marca muchos momentos de mi privacidad, de mis cuatro paredes, la mujer que más he amado ha tenido el placer de sentir cada uno de sus poros acariciados por un beso desde esta canción, automáticamente al ella sonar, hacíamos el amor sin que nos importara la hora, la claridad, el lugar de su apartamento o el mío que se convirtiera en cómplice de nuestra desnudez…de nuestro respirar acelerado por el deseo, por el amor….por las ganas de meternos una dentro de la otra, cuando esta canción sonaba los terceros sobraban, se nos quitaba el hambre, y la sed de nuestros cuerpos se calmaba en cada beso.

Es inevitable tomar una canción perfecta y no trasladarse a un momento especifico con esa persona que tanto amaste, porque estés con quien estés, una canción, te saca de tu relación actual, y te lleva a esa persona que tanto te marcó, es solo allí cuando sabes que amaste con locura, es solo allí cuando sabes que amaste del alma, y quizás el día de mañana sientas miedo de dedicar nuevamente una canción…te entiendo, también me pasa…solo cuando dedicas una canción es porque sabes perfectamente lo que la misma dice, es porque ya la has estudiado tanto que decides que esa es la perfecta para expresar lo que con palabras no te atreves a decir…

Recuerdo que un día, mientras hacíamos el amor, con un ipod puesto aleatoriamente sin buscar ninguna canción en especial, teníamos horas besándonos y jugueteando entre bromas y desnudez, recuerdo que yo había encendido unas velas en el cuarto para trasladarla a otro lugar mientras la besaba, habíamos prendido unos inciensos, si mal no recuerdo estábamos cumpliendo meses de relación, y mientras jugábamos a quien tenía mas fuerza comenzó a sonar esa canción, fue automática la seriedad de ambas, no hizo falta decir TE AMO, fue un momento en que los ojos hablaban solos, no nos hacía falta ni siquiera besarnos mientras la canción por arte de magia sonaba sin ser buscada, ella me abrazo y yo tome una de sus manos, ella me apretó con fuerza y el movimiento de nuestros vientres fue tan suave, tan sutil, su abdomen fue tan mío, que si la pared hubiese podido registrar las sombras desde la iluminación de esa vela, tendría yo hoy guardada la mejor película de amor grabada en años.

No era necesaria ni siquiera la palabra de orden que pide “hazme tuya”, ya lo era, ella me pertenecía en esa melodía…yo era completamente suya también….porque cuando hay dos mujeres amándose en una cama ambas se pertenecen, no existe machismo ni feminismo que defina  cual de las dos es la Dama, ya que ambas sienten lo mismo…AMBAS ERAMOS LAS DAMAS PERFECTAS… su cuerpo se movía con cada acorde de la guitarra, sus hombros tenían más fuerza que nunca, y mis brazos se envolvieron por completo en su cintura…llegamos en el aire…juntas, recuerdo que todas las venas de su moreno cuerpo se brotaron esa noche…era perfecta, y desde esa canción, era mi cómplice…no hay manera más perfecta para hacer el amor que llegar al mismo tiempo junto al gemido sutil del viento, y al acabar la vi a los ojos y el beso más hermoso que he dado en mi vida lo di esa noche…se lo di a esos labios que hoy pertenecen a alguien más. No podré olvidar ese beso correspondido entre lágrimas…no me da vergüenza decir que con esa mujer lloré haciendo el amor. Jamás podré sentir vergüenza de un momento tan perfecto.

Lo salvaje del deseo terminaba siendo ternura dentro de su piel, han pasado años y no la he vuelto a tener, quizás en sueños, me gustaría invitarla a comer, me encantaría volverla a ver y colocarle esa canción que le permita desconectarse en mis brazos, pero no sé si ella recuerde esa melodía, no sé si ella recuerde a que sabia el olor del incienso desde mis brazos, NO SE SI ELLA SEPA LEER ENTRE LINEAS…yo se lo enseñé en mis cartas…pero no sé si está apagado ese deseo, al final del camino jamás sabré si alguien le ha hecho el amor como se lo hice yo, esa y todas las noches que junto a mi pasó. Al final del camino, eso que vivimos solo se quedó en mi recuerdo…quizás era un recuerdo muy pesado para que ella lo cargase en su vida. Confieso haberle robado todas las memorias de nuestra relación, así a ella se le hacía más fácil VIVIR….hasta ese punto la respeté…hasta el punto de borrarle la nostalgia de la mente…yo me encargo de eso, “vive tu bonita”, yo me encargo de recordarte…me quedé yo con la parte pesada, LA MEMORIA…prefiero quedarme con eso porque yo soy más fuerte que ella, hoy entiendo que ella jamás hubiese soportado amarme en silencio, ella no hubiese podido cargar con el peso de una canción sin que una lágrima cayera, mientras me llamaba. Y si de alcohol se trata, me la imagino bebiendo sin esa música que a mí la traslade, más débil estará ante mi voz…

Quizás tome un teléfono desconocido mas tarde y simplemente le mande un mensaje, “Porque el amor tiene solo un límite…HASTA DONDE NO LLEGUE LA RAZON”, si se le ponen los ojitos chiquiticos, es porque reconoció mi letra, pero eso tampoco lo sabré!!! Que se encargue la vida, que yo, mientras tanto…seguiré escribiendo desde mi silencio, porque la nostalgia no tiene una fecha específica, ella está latente las 24 horas al día.

Si he de amar el resto de mi vida de esta manera, entonces se perfectamente que he vivido algo que muy pocas personas se atreven a sentir, he amado desde las entrañas, he llorado desde la rabia, he odiado a muerte, he muerto y he vuelto a nacer, he experimentado el amargo sabor de la traición y he acariciado el dulce sabor de la venganza en platos a temperatura ambiente…he bailado con Dios, pero también he tenido mis competencias con mis demonios, y se perfectamente que no a todos los he aniquilado…para qué?, no quiero matarlos a todos…algunas veces también les hago el amor para que aprendan a respetar los designios de la lujuria y sepan que no son ellos quienes deciden cuando actuar…SOY YO QUIEN LOS USA CUANDO ME DA LA GANA.

Vive… “Hasta donde no llegue la razón” nos vemos en una próxima edición….y aquí te dejo…esa canción!!!

http://www.youtube.com/watch?v=B-RTuSd3XmQ

“Persígueme hasta donde no llegue la razón@vanessasenioren Twitter

UNETE al Grupo #vanessadas en Facebook desde www.vanessasenior.com

Y si lo que quieres es enviarme un mail vanessadas_official@hotmail.com

CONÓCEME DE ATRÁS…

Vanessa Senior

Acerca de #vanessadas

En #vanessadas nos divertimos con las cosas cotidianas que vive una mujer ... que decidió amar a otras mujeres... no nos importa hablar mal de nadie... solo entender que la vida es mas fácil cuando asi lo decidimos...LOS SUEÑOS SE LOGRAN... conóceme de Atrás y observa como he hecho realidad mis sueños!!!
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La Historia de la Nostalgia

  1. Bella dijo:

    Guuuaaa que bellas palabras.

  2. Andreina G dijo:

    Waooo, Vanessa Senior. Eres la Mejor.

  3. yaraluna dijo:

    Vive… “Hasta donde no llegue la razón…” . La mas sencillamente real frase que debe existir en el alma de cada quien…! Excelente Vanessa

Comenta lo que sientes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s